ABOUT SARA

¿DE DÓNDE SURGE SARAEMDI?

Siempre he tenido necesidad de compartir, crear y comunicar. De hecho, no sé si os sonará, pero en las épocas de Messenger y Fotolog yo era la Number one de mi ciudad jajajajaja, y eso que era super pequeña, pero ya lo llevaba conmigo. Siempre la cámara en mano, la primera del grupo en abrirme cuentas en las nuevas plataformas que salían, siempre escribiendo y buscando inspiración en páginas como Tumblr.
Le echo las culpas a mi Sol en Piscis y a mi Luna en Virgo, por tener esa necesidad de comunicar sobretodo a través del arte y de la espiritualidad.
Mi trayectoria en Instagram comenzó en 2012, recién dejaba el mundo del modelaje para dedicarme 100% a las redes sociales. Vi que mi público crecía considerablemente y se interesaba por lo que hacía hasta que pasó de ser un hobby a ser mi trabajo. Sin ser consciente, he ido un poco perdida estos años, realmente no sabía la cantidad de gente que me escuchaba a diario, ni si quiera sabía que esto me abriría tantas puertas. A día de hoy le doy mucha importancia al contenido y me implico al 100%, porque me siento más satisfecha conmigo misma y con más responsabilidades. Los tiempos también han cambiado para todos. Las personas buscan algo más y estoy feliz de poder ser parte de la era digital, pero pienso que hay que hacer un uso correcto de ella ya que puede hacer mucho daño.  

Las comparaciones, las apariencias, el querer gustar, el hate… ¡Basta! Somos como somos, y yo soy mucho más libre desde que lo acepté. Por ello quiero aportar mi granito de arena e intentar hacer de esta era algo bonito y útil.

… ¿Y qué había detrás de la pantalla? Cómo he dicho, y si no lo he dicho lo repito: amo el arte en todas sus formas. 

El baile, fue mi refugio desde los 3 hasta los 18 años. Hice el bachillerato artístico, disfruté mucho las clases de escultura, dibujo técnico y audiovisuales pero siendo realistas, aunque me encantara el dibujo artístico… no era mi fuerte.

Fue un poco frustrante, siempre tan perfeccionista y auto-exigente… pero creo que para ser un buen dibujante, a parte de mucha práctica, tienes que nacer con un don jajajajaja. Sin embargo, yo no me rindo, lo sigo haciendo para relajarme. Siempre he tenido muy buen ojo para las texturas y los colores, para la harmonía y el buen gusto. Por ello no desistí y posteriormente decidí estudiar maquillaje profesional. Era otra forma de arte. Tengo que confesar que el maquillaje había sido mi pasión y debilidad desde pequeña por el baile. A día de hoy enseño a través de mis redes sociales algunos tips y técnicas, además de las últimas novedades del sector de la belleza. Para mí, el maquillaje es libertad de expresión, es creatividad y empoderamiento. 

Cuando terminé mis estudios de maquillaje, no estaba segura de si quería hacer una carrera, o prefería aprender por mi cuenta y confiar en el destino. Siempre he sido una persona muy autodidacta, trabajadora y curiosa. Me gustaban tantas cosas que era imposible elegir una: ¿visual merchandising?, ¿diseño de interiores?, ¿diseño de moda?, ¿estilismo? ¿marketing y comunicación? ¿INEFC? Pero… ¡Si también quiero ser emprendedora! 

Así que decidí dejarme llevar una vez más y aprender por mi cuenta. Lo que tenga que venir, vendrá. Estudiar por internet y desde casa me permitía poder compaginarlo con mi trabajo y hacer lo que quisiera a mi ritmo. 

¡Y oye, no me ha ido nada mal! Soy de corazón, de fluir y de adaptarme a los cambios, de mirar hacia adelante y de hacer lo que quiero. Por eso no me arrepiento del camino que he tomado y no el que la sociedad estipula. 

Os mentiría si os dijera que todo ha sido un camino de rosas. En mis inicios, había gente en la escuela que se reía de mí por ser diferente. Sentí inseguridades y miedo. Pero eso nunca me detuvo.

Inicié proyectos, que no funcionaron como creía. Tal vez no era el momento y no estaba preparada. Pero ¿y qué? Lo sueltas, te levantas y lo superas. ¡A otra cosa, mariposa! Los errores sirven para aprender.

Y después de unos años… ¿Quién lo diría? la vida me ha puesto la astrología en mi camino y aquí estoy, estudiando las estrellas. Ilusionada como una niña pequeña cuando vienen los Reyes Magos. Ahora he iniciado el proyecto más personal que he hecho nunca, Mystic, donde me abro a mi comunidad desde un lado más personal y espiritual. 

Si te escuchas y tomas acción sin miedo a equivocarte ni a ser diferente, te encaminarás a tu propósito y te sentirás realizada.

SECTOR BEAUTY

Siempre he sido muy creativa, me ha encantado todo lo relacionado con el arte, desde el baile y la música hasta el dibujo. Cuando terminé el bachillerato artístico, no sabía por donde tirar… Me llamaba mucho el diseño de interiores, también el visual merchandising, entre muchas otras cosas... pero finalmente me decanté por el maquillaje y me saqué el título como maquilladora profesional.

 

Al terminar ese curso, nunca he parado de aprender, he tenido la suerte de poder enfocar mi trabajo en redes sociales y me ha permitido hacer viajes junto a auténticos profesionales del sector de la belleza a nivel mundial.

 

He podido aprender de Priscilla Ono, la maquilladora de Rihanna, impartió una masterclass en París donde nos enseñó algunos trucos con productos de Fenty Beauty, la marca de Rihanna. 
También viajé a Berlín para asistir a un intensivo junto a Makeupforever hacíamos las clases en inglés y aprendí mucho de los maquilladores oficiales de la marca. 


En cuarentena he podido asistir a masterclass virtuales en directo con el propio Marc Jacobs, que nos enseñó junto a su maquilladora Sarah y nos enseñaron sus mejores trucos de las máscaras de pestañas.

 

Me siento muy afortunada de aprender de especialistas como ellos y espero que así siga siendo durante mucho tiempo.

IMG_8355.PNG