¡Neceser sostenible y vegano, completo!

Bienvenidos a mi blog, Me hace especial ilusión comenzar con este post dedicado a la sostenibilidad y es que hace varios años que voy integrando nuevos hábitos a mi día a día, para ser mejor conmigo y con el medio ambiente.

Sé que hay mucha gente que no le da la importancia que tiene, pero yo ya no veo otra forma de vida y sinceramente me siento orgullosa de formar parte del cambio y mejorar día a día. Sé que aun me queda mucho por hacer, muchos hábitos que cambiar, es un proceso del que aprendo todos los días, pero que por suerte he avanzado mucho.


Tenemos la suerte de que cada vez hay más recursos en el mercado a los que recurrir, que además de comprometerse con el medio ambiente, no pierden eficacia ni calidad. De hecho, el abrirme a este mundo me ha abierto las puertas a conocer cosas que antes no tenía en cuenta, por ejemplo; apenas me fijaba apenas en los componentes de los productos y ahora sí que lo hago, para mí lo más importante es que sea vegano, y si estos productos están compuestos de ingredientes naturales, pues mejor todavía.


Tengo la esperanza de que grandes marcas de maquillaje también cambien su sistema, ya que como maquilladora profesional, quiero consumir productos de marcas comprometidas con el medio ambiente y libres de crueldad animal.


He preparado este proyecto con mucho mimo y ganas, hay productos que llevo usando mucho tiempo y algunos otros más nuevos. Antes de nada, quiero invitarte al sorteo que estoy haciendo en mi Instagram, de una cajita con algunos productos sostenibles y veganos, mi corazón me pedía que lo hiciera para agradecerte el apoyo que me brindas y también para que te sumes al cambio, sin excusas. Y qué mejor que facilitarte una serie de productos seleccionados por mí. Además he dejado todos los productos que te muestro, y otras alternativas, linkeados en mi perfil de Peoople para que te sea más fácil encontrar lo que buscas.



El primer producto del que quiero hablarte, es el neceser. Es muy grande y espacioso, a parte de bonito, lo mejor es que es de algodón 100% orgánico. Tienes la opción de personalizarlo, yo quise poner mis iniciales porque lo veía muy fino y elegante. Lo he lavado varias veces y se limpia muy fácil.


Por otro lado, tenemos el cepillo de pelo, está hecho de fibras naturales renovables, procedentes de fibras de trigo, cáscara de arroz y polímero de resina. Cuando vi que era ecológico se me abrió el cielo, tal vez pienses que es exagerado, pero con la mayoría de cepillos que he utilizado hasta que lo descubrí, se me quebraba el pelo muy fácil, sumando que los cepillos que usaba antes eran de plástico y no estaba satisfecha, obvio es que los lavé y los regalé para darle una segunda vida, en vez de tirarlos. Y después de todos estos meses usándolo, además de utilizar productos de cabello que también ayudan, me siento el pelo más sano que nunca. Mucha cantidad, brillante y super hidratado, y eso que el color que llevo es el más claro que he llevado nunca. Sé que uno de los culpables de que el pelo esté tan sano es este cepillo, si no hubiera sido por ser la presentadora de los Premios de Glamour de este año 2020, no lo hubiera conocido, y es que estaba entre los 3 finalistas en la categoría de productos innovadores. Es muy económico, nada de tirones, es fácil mantenerlo limpio y además me encanta cepillarme con él porque lo siento como a un masaje ¡si es que todo son ventajas!



Siguiendo con el tema del cabello, los champús que os muestro son en sólido, son geniales porque además de su eficacia, el olor permanece en el cabello más tiempo y tan solo una pastilla de champú, reemplaza 3 champús normales de plástico. Sí que es cierto que los primeros días, el cabello se tiene que acostumbrar a sus ingredientes naturales, ya que habitualmente los champús que usamos en nuestro día a día lleva muchos químicos, que aparentemente dejan más suave nuestro cabello. Al faltar estos elementos, el cabello se tiene que acostumbrar, pero querida, a la semana de ponértelo, notarás tu pelo mucho mejor, con más volumen y más brillo. O al menos eso es lo que a mí me ha sucedido, y a la mayoría de las personas que han dejado sus valoraciones en la web de Lush. Lo mejor de esta tienda es que te da la opción a tener una sesión de asesoramiento con una especialista que te aconsejará los productos que se adecuan a tus necesidades. En mi caso, me reuní con una chica que se llamaba Rebeca, me preguntó por lo que buscaba, qué formato, con qué olores, cómo es mi cabello, piel… entre otras muchas más preguntas, y al final la persona te acaba recomendando los productos que te van bien a ti. Yo agradecí mucho esa consulta ya que había muchas opciones en la web y no sabía por donde tirar. Por ejemplo, una de las cosas que más me preocupaba era encontrar un champú violeta para poder mantener el tono blanco de mi pelo, ya que el color violeta neutraliza los tonos amarillos (ese es mi truco para mantenerlo siempre blanco) y aluciné, porque… ¡También tenían productos en sólido para eso!



Te doy un consejo y es que mantengas los productos en sólido protegidos, para que no les de el agua y se desgasten antes de tiempo. En mi perfil de peoople te he dejado una especie de lata sostenible para guardarlos allí, además de que es genial para llevártelo de viaje.

He complementado los champús con el acondicionador American Cream, que en este caso, sí que viene con envase pero está hecho de material 100% reciclado y también es reciclable, de hecho si llevas 4 productos a la tienda de Lush para reciclarlos, te recompensan con un regalo. Me parece una iniciativa muy buena para que todos salgamos beneficiados. A parte del acondicionador, he estado probando el tratamiento de aceite en líquido y de verdad que me encanta, además el olor es increíble.



También utilizo el jabón en sólido de Lush para el cuerpo, es genial. Y tengo por estrenar el jabón de rostro, que además es exfoliante, para pieles sensibles y secas, incluso para pieles acnéicas, pero como todavía no lo he probado, no te quiero dar mi opinión aun, ya te contaré. Para el cuerpo utilizo la esponja que os muestro en el video con fibras naturales que sirve también para exfoliar, aunque me gustaría tener una esponja típica de bebé, también natural. Será la próxima que tenga cuando esta ya llegue a su fin.



Dejando la rutina de ducha atrás, quiero hablaros de un desodorante que llevo usando varios meses y me atrevería a decir que es el mejor desodorante que he tenido nunca. Buscando reseñas en internet sobre desodorantes sostenibles además de veganos, el que mejores opiniones tenía era este. Casualidad o algoritmo que me salió un anuncio en Pinterest del desodorante y allí decidí comprarlo. El envío fue muy rápido además de gratuito. Sí que es cierto que el precio es un poco alto, pero vale la pena, todavía tengo el tubo casi lleno. Con que te pongas la cantidad del tamaño de un guisante tienes más que suficiente, es ultraconcentrado y además dura muchos días, para que te hagas una idea a mí me aguanta una semana, y no tienes que volver a aplicartelo hasta entonces. Incluso puedes ducharte con él puesto que es waterproof, por decirlo de alguna manera. El tubo está hecho de caña de azúcar y es 100% reciclable, obviamente es vegano y de productos naturales. También una cosa que busco en los desodorantes es que no sea anti-transpirante y este no lo es, tampoco irrita la piel y no mancha la ropa.


Otros productos super interesantes que sin duda tenían que aparecer en este proyecto, son las tabletas dentríficas, tanto la que sirve como pasta de dientes, como la del enjuague bucal. Hace unas semanas que las estoy probando y me estoy acostumbrando. Incluso me noto los dientes más blancos. Son también de LUSH y las recomiendo mucho, los tubos son de material reciclado y como siempre, si los reciclas en tienda, regalito for you. Sobre el cepillo de dientes, he usado ya varios de bambú pero no acaban de convencerme, no lo veo al 100% higiénico y tengo un amor-odio, ¿tú lo has probado? ¿Tienes alguna otra alternativa?



En cuanto a menstruación, que este tema me encanta, quiero añadir que la copa menstrual fue mi salvación hace ya un año y medio. Siempre he sufrido muchas infecciones de orina, hongos… Era raro el mes que no me pasara nada… y desde que la uso, ni una sola infección. ¿Qué casualidad no? Y ya, a parte de esto; que realmente es obvio porque está hecha de silicona médica 100% hipoalergénica, y en cambio los tampones y compresas de un solo uso tienen mogollón de tóxicos, no contamina; una copa puede durarte hasta 10 años si la cuidas y la inversión es mínima y a la larga muy buena para tu bolsillo, puedes llevarla hasta 12 horas puesta, no la notas y es super cómoda hasta el punto de que puedes dormir con ella, hacer deporte, nadar… Tampoco huele, no provoca irritación ni sequedad… Es que todo son beneficios y no entiendo cómo no está normalizada, todas las mujeres de este mundo deberíamos de usarla! Y aunque al principio da respeto, si das el paso ya lo tienes todo hecho porque te vas a sorprender para muy bien y te reconciliarás con tu menstruación, estoy segura. Te dejo aquí mi experiencia con la copa menstrual, espero que te sirva.


Para complementar con la copa, utilizo las compresas de algodón ecológico. Son también 100% hipoalergénicas y transpirables. Por ejemplo hay días que no me apetece ponerme la copa porque la regla ya se me está yendo y la cantidad es mínima, pues recurro a la compresa. Voy tan cómoda que ni la noto, al ser de tela, parece que sea la misma braga. ¡También es una buena opción si todavía no te atreves con la copa! Yo tengo varios tamaños, desde salvaslip hasta compresa de noche. Cuando la compras, te llegan las instrucciones a casa, pero es muy fácil lavarlas y yo utilizo el mismo jabón de Cyclo, que por cierto, cunde mucho y me está durando muuuuucho.


Tengo la suerte de poder dar voz a Cyclo y ser embajadora de la marca, así que te dejo un código de descuento SARA10 por si necesitas algo; te salga más barato. El descuento no caduca, así que... ¡apúntatelo para no perderlo!


Para hidratar la piel estoy usando la Dream Cream de Lush, para manos y cuerpo entero, amo el olor, la textura y lo mucho que me deja de hidratada la piel. De repuesto tengo la crema hidratante en sólido también de Lush, ojalá pudiera pasarte el olor a través de la pantalla porque te entrarían ganas de comertelo! Lo he probado en las manos y el olor me duró muchísimas horas, a parte de hidratarme en profundidad. En serio, creo que va a ser un imprescindible para mí.



Para ir terminando, quería hablaros también del momento “desmaquillaje” que también es muy importante, para ello llevo ya casi un año utilizando estos mismo algodones reutilizables, y de verdad, creo que es de las mejores compras que he hecho en mi vida. los compré en Amazon, venían 20 discos con 2 manoplas y unas redecillas de algodón para meterlos en la lavadora. Son antibacterianos e hipoalergénicos, todo el paquete es libre de plásticos y los recomiendo muchísisisimo. Para completar la rutina con un agua micelar, decidí elegir este de Sephora, ya lo he probado anteriormente en talla mini y la verdad es que me gusta mucho, limpia la piel en profundidad, el 90% de ingredientes son de origen natural y el envase está hecho al 100% de plástico reciclado. Por eso el envase tiene un tono grisáceo. Como embajadora de Sephora de este año, grabé un video anunciando su nuevo programa de reciclaje y es que por llevar los envases de productos terminados, te recompensan con un regalo, igual que en la tienda de Lush.


He obviado la rasuradora porque me hago el láser, solo llevo una sesión y apenas me crece el pelo, es impresionante. Hace años hice 6 sesiones de láser pero no me sirvió, supongo que las máquinas en aquel entonces no estaban preparadas para el vello rubio y hoy en día sí. Además, recuerdo que era un infierno ir, me dolía mucho y ahora es todo lo contrario, se nota que la tecnología ha avanzado mucho, por si te interesa, yo voy a un centro de Barcelona, se llama INOUT y hacen todo tipo de tratamientos, en este caso yo estoy yendo actualmente solo para el láser (aunque no te voy a engañar, si puedo me hago algún tratamiento facial) y de verdad que agradezco mucho el trato, el cuidado, los resultados y la profesionalidad de este centro. Lo recomiendo mucho. Eso sí, es una inversión bastante grande, pero a mí personalmente me compensa por tema sostenibilidad, por no tener que estar depilándome cada dos días y sobretodo por comodidad.

En caso de que aun no sea tu momento de hacerlo, puedes encontrar varias opciones de rasuradoras sostenibles en internet.


Después de enrollarme como una persiana, y de estrenar mi blog con este súper artículo que tanto he disfrutado, espero que no te quede ninguna duda, si es así no dudes en escribirme a its@saraemdi.com o puedes mandarme un mensaje directo vía Instagram. Espero que este video te sirva de motivación para hacer, aunque sea, un pequeño cambio y estoy segura de que si todos ponemos de nuestra parte, conseguiremos un mundo mejor.

Gracias por leerme, nos vemos muy pronto.

Sara



206 visualizaciones0 comentarios